Presentación de Esta Web CarismáticaEnlaces CarismáticosImágenes de Tierra SantaImágenes de Tierra Santa - 2 Sugerencias Para Enriquecer Esta WebCalendario y Fechas de Actividades
Regresar a Página de Inicio Foro Renovación Carismática   Calendario Actividades Grupos Oración en Canarias   Mapa del Sitio Web   Notificar Enlace Roto   Ayuda de Navegación de Esta Web
          

Para Cualquier Información Utilízame

 

 
 

Leer Comentarios
               
Los Carismas Alaba y da Gracias a Jesús por su Amor Perdona a Todos los que te han Ofendido o Herido Ten Confianza en el Amor de Jesús Para la Sanación del Enfermo Pongamos Nuestras Vidas en las Manos de Jesús La Humildad Contra la Tibieza Eucaristía Los Caminos a Cristo Tengamos Coraje La Humildad el Arma más Poderosa Contra el Diablo Rompiendo las Ataduras del Demonio Dios Perdona Siempre ¿ Alejamos o Acercamos a Dios? El Mal Derrotado y Moribundo Entrad por la Puerta Estrecha El Extremo del Amor Castidad y Amistad Listado de Todas las Enseñanzas
 

Castidad y Amistad

 

La castidad es una virtud moral. Es también un don de Dios, una gracia, un fruto del trabajo espiritual (Gal 5, 22). El Espíritu Santo concede, al que ha sido regenerado por el agua del bautismo, imitar la pureza de Cristo (1 Jn 3, 3). Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) Num. 2345.

 

La castidad es vista hoy como principal factor que falta en las amistades, pues cada vez más el mundo ha ensuciado, destruido y distorsionado esta maravilla creada por el propio Dios, que es la sana convivencia entre hombres y mujeres.

 

“La amistad representa un gran bien para todos y conduce a la comunión espiritual.”

Sabemos cuánto la amistad es importante en nuestra caminata, la palabra de Dios nos dice: “Un amigo fiel es una poderosa protección, quien lo encontró, descubrió un tesoro.” (Eclo 6,14). Por eso debemos de valorar nuestras amistades, cultivarlas y santificarlas.

 

“Quien teme al Señor, orienta bien su amistad, como él es, así será su amigo.” (Eclo 6,17)

 

Nosotros, los hombres, necesitamos tener siempre claro que necesitamos de la amistad pura y sincera de las mujeres, eso porque Dios usa de la presencia femenina para fecundarnos, para tocar en muchas potencialidades masculinas que tenemos, pero que están escondidas y que, sólo la presencia femenina en nuestra vida, es capaz de sacarlas a la luz. Con esto nos volvemos más hombres, hombres de Dios.

 

Lo mismo digo para las mujeres, pues ellas necesitan de la presencia masculina en sus vidas para ser fecundado todo el potencial femenino que tienen guardado dentro de ellas, y de esa manera ser más mujeres, mujeres de Dios.

 

“El hombre se vuelve más hombre por la presencia fecundante de la mujer. Tú que eres mujer te vuelves más mujer por la presencia fecundante del hombre.” (Monseñor Jonas Abib)

 

¿Cómo entonces tener una amistad casta y verdadera? Creo que una amistad casta sucede a medida que nosotros, en particular, sabiendo de nuestras impurezas, nuestras limitaciones y debilidades, damos pasos rumbo a nuestro proceso de cura interior, hasta que seamos mas felices, tengamos paz en nuestro interior para poder dominar nuestros actos, pues ellos pueden ser consecuencias de cosas que no fueron resueltas en nuestro interior, como heridas que no fueron sanadas o mal cicatrizadas.

 

Haciendo castas nuestras intenciones, conversaciones, miradas, abrazos, en fin todo lo que envuelve una amistad, seremos más libres, más felices y, con eso nuestras amistades tendrán más sabor, pues las personas que conviven con nosotros, podrán tocar en la gracia de la pureza de Cristo que estará latente en nosotros.

 

 

 

 

Ir a La Verdad del Apocalipsis DesveladoRecomendar Libro Profético La Verdad del Apocalipsis Desvelado

¡ Renuévate !
Mas bien transfórmense a partir de
una renovación interior Rom12,2
El hombre exterior se va desmoro-
nando, el hombre interior se va re-novando de día en día.(Co. 4-16).
Despojaos del hombre viejo con
sus obras, y revestíos del hombre
nuevo que se va renovando hasta
alcanzar un conocimiento perfecto
según la imagen de su Creador
(Col 3,10).
Renovaos en Espíritu de vuestra
mente, y revestíos del hombre
nuevo (Ef 4,23).
Él nos salvó..... según su misericor-
dia, por medio del baño de regene-
ración y de renovación en el Espí-
ritu Santo (Tit 3,5).
 

 

 

 

Renovación Carismática Católica en el Espíritu en Canarias - Resolución Idónea 1024X768 - Navegadores Internet Explorer y Mozilla

Regresar a Página de Inicio

Libros cristianos

Recomendar